26 de abril de 2011

Remedios Naturales para los dolores menstruales

Hola de nuevo a tod@s!

Después de cuatro días desaparecida con la semana santa os traigo una nueva entrada. El tema es a petición de una amiga brutaaaal (esto lo entiende ella xD) y suscriptora.

La mayoría estaréis más que acostumbradas al malestar que solemos notar cuando estamos con el periodo. Normalmente recurrimos a antiinflamatorios, calmantes y demás productos farmacéuticos ignorando los elementos naturales que nos pueden ayudar a paliar este dolor.

Cada una sufrirá más unas cosas que otras y tendrá síntomas que otras no tengan, es lo normal. Así que intentaré dar consejos para los casos más generales y habituales.

Igualmente quiero advertir que en caso de que vuestros dolores sean demasiado fuertes o tenga consecuencias en vuestra salud como sentiros sin fuerza, que os afecte psicológicamente, sangrados repentinos entre los ciclos, lo primero que debéis hacer es acudir o a vuestro médico de cabecera o a vuestro ginecólogo.
Los remedios de los que hablo a continuación nos ayudan a disminuir la sensación de dolor, hinchazón, cansancio, pesadez, pero en ningún momento curan algún desequilibrio que pueda darse o algún problema permanente que tengamos. Por eso, siempre la primera medida que hay que tomar en casos preocupantes es acudir al especialista como medida preventiva y para asegurarnos que no nos ocurre nada fuera de los síntomas comunes.

A continuación os detallo algunos conceptos relacionados con problemas menstruales:

La dismenorrea es el nombre que se utiliza para referirse a los problemas relacionados con la menstruación en general, es decir, todas las irregularidades que se producen en ella.
La amenorrea es la ausencia de menstruación ya sea temporal o permanente y puede darse por causas fisiológicas o patológicas (por enfermedad)
La oligomenorrea el intervalo de una menstruación a otra se alarga debido a un mal funcionamiento de los ovarios que maduran pocos óvulos al año. También suele ir acompañado de una disminución del flujo menstrual.
La polimenorrea es lo contrario de la oligomenorrea, el intervalo entre cada periodo se acorta pero los sangrados pueden ser normales.

Y ahora unos cuantos remedios ;)
  • Para calmar el dolor es recomendable una infusión de ortiga (cuidado al tratar con ellas si las recolectamos, hay que asegurarse poniéndose un guante para evitar el picor). Cogemos 500 gr de raíces de ortiga y las cocemos en 3 litros de agua hasta reducir la mezcla a medio litro. Después beber la mezcla poco a poco a lo largo del día.
  • La infusión de orégano nos puede ayudar también ya que éste es antiinflamatorio, mejora la circulación  y es carminativo. Echar de dos a tres gramos por litro de agua y tomar varias veces a lo largo del día. Esta infusión no es recomendable para las personas que sufran anemia ya que el orégano inhibe la absorción del hierro por su alto contenido en fitatos.
  • La fitoterapia (plantas medicinales como las anteriores)con dos tipos diferentes: aquellas que actúan como progestativos como el vitex agnus-castus, achillea millefolium (hay que tener cuidado ya que puede anular el efecto de la píldora anticonceptiva) y alchemilla vulgaris o pie de león. Este tipo lo podemos ir probando y si no nos hacen efecto después de 3 meses cambiamos a las que actúan como los estrógenos que son la potentilla, la anserina (se utiliza como antiespasmódico en la dismenorrea), la salvia, el hinojo, el ginseng y el lúpulo y que deberemos tomar una semana antes de empezar con el periodo. La manera más cómoda y natural de tomar estas plantas es en infusión. Podemos tomar combinados para aumentar los beneficios y combinarlos.
  • La aromaterapia también nos puede ayudar en este problema diluyendo unas gotas aceite de estragón, que tiene propiedades antiespasmódicas, en otro aceite vegetal como puede ser de oliva, girasol, etc. Después nos aplicamos esta mezcla por la piel del vientre con un ligero masaje dos veces cada día.
  • También se recomienda ponerse una compresa empapada en aceite de Ricino caliente sobre el vientre para calmar el dolor. En general, el calor nos ayuda a calmar esta zona pero, de esta manera, además aprovechamos las propiedades calmantes, alivia los dolores cólicos y, aunque no lo queramos para eso, no está de más saber que ayuda a eliminar las lombrices (sobre todo para los peques!                               
  • Otra manera de prevenir síntomas y combatirlos es a través de la alimentación. Deberemos aumentar la ingesta de alimentos ricos en omega-3 y omega-6 que reducen la inflamación y mejoran la circulación. Debemos aumentar la ingesta de agua, vegetales, alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 y omega 6, alimentos ricos en magnesio y vitamina B6, y alimentos ricos en fibra. Y, por el contrario, evitar la sal, el alcohol, los edulcorantes refinados, la carne roja, la cafeína y las margarinas o grasas vegetales.