8 de abril de 2011

Reviews: El fairy de Lush

¡Hola chic@s!

En esta entrada os quiero hablar de uno de los champús sólidos de las tiendas Lush: el fairy. Este champú está indicado para pelo graso. Cuando fui a comprarlo le pregunté a la dependienta si ella lo recomendaba para cabellos con tendencia a engrasarse en la raíz y me dijo que pensaba que si no era demasiado graso podría resecarlo. Igualmente yo me "arriesgué" a comprarlo teniendo en cuenta que mi cabello es más graso en las raíces pero tirando a seco en las puntas.
Bueno pues para empezar decíros que estoy encantada con él. Es una pastilla no muy grande (55 grs.) y que no huele apenas, así que si estáis buscando un champú que os perfume el pelo no os recomendaria este. Yo como utilizo acondicionador después me huele muy bien el pelo gracias a éste último. Es de color morado pero la espuma que hace es totalmente blanca así que no mancha la bañera para nada.

A continuación os detallo sus ingredientes y sus propiedades:

  • Decocción de lavanda (lavandula agustifolia)
  • Decocción de romero (Rosmarinus officinalis)
  • Aceite de enebro (juniperus communis)
  • Aceite de limón (citrus limonum)
  • Aceite de lima (citrus aurantifolia)
  • Citral y limonene que aparecen de forma natural en los aceites esenciales
  • Perfume (no concretan)
  • Color 18050 que es el colorante Rojo 2G de origen sintético para aplicación externa que no incluye ni labios ni membrana mucosa
  • Color 61585  colorante Azul 80 que se utiliza en cosméticos destinados a estar en breve contacto con la piel
  • Sodium lauryl sulfate (retira aceites y grasas de la piel pero produce irritación en piel y ojos)

La lavanda en la piel estimula la circulación y controla la secreción de grasa. Ayuda a cicatrizar las ampollas y es un buen antienvejecimiento. Se utiliza también para tratar acné, arrugas, soriasis, inflamación, heridas y quemaduras.
El romero en el cabello ayuda a mejorar la circulación en esta zona y estimula el crecimiento del cabello, quita costras del cuero cabelludo, estimula la raíz proporcionando cuerpo y brillo al pelo, y lo mantiene libre de caspa. Además en la piel es antiséptico, antiinflamatorio, astringente, cicatrizante y alivia las contusiones.
El enebro combate el exceso de grasa, previene infecciones, limpia las heridas y evita dolores musculares. También sirve para evitar el acné, la dermatitis y los eccemas. Está recomendado para las anomalías en la piel.